26 de noviembre de 2010

Un hábito saludable.

Olear el cuerpo es llenarlo de conciencia, de sensibilidad, de permeabilidad para sentir su presencia, para limpiar, purificar y tonificar sus sistemas, para sentir la parte y el todo, para ajustar el instante a la vida toda.

Un ritual necesario para conservar la piel sana, luminosa y libre para absorber la energía natural del ambiente. Tomarse unos instantes, a lo largo de la semana, para conectar con el cuerpo, conectando así con uno mismo. Un hábito esencial dentro de la prácticas de equilibrio ayurvédicas.

Generalidades

- Siempre es aconsejable olear el cuerpo antes del baño. Dejando el aceite por unos minutos.

- El aceite se puede retirar con de harina de garbanzo antes de bañarse. Con un poco de harina es suficiente. No utilizar jabones, sólo una ducha de agua templada.

- La oleación del cuerpo se realiza después de exponerse al sol, en verano.

- Por la noche, antes de dormir, se puede dar un suave masaje en los pies para descansar bien.

- Las cremas, aceites comerciales, etc. no favorecen a la piel, ni la nutren en profundidad.

- Encontrar el tiempo y espacio adecuado.

Mezclas favorables para las diferentes constituciones.

Aceites vegetales:

Girasol: aceite que beneficia al dosha Kapha y Pitta por su acción astringente y su naturaleza fría.

Coco: untuoso, pesado y de naturaleza fría. Es bueno para el Pitta y para el Vata.

Sésamo: es el aceite más utilizado en ayurveda, por su alta calidad nutritiva. Untuoso, caliente y tónico. Es bueno para el Kapha, el Vata y moderado para el Pitta.

Almendras: es un aceite ligero, tibio y penetrante. Es bueno para el Vata y el Kapha, moderado para el Pitta.

Jojoba: es un excelente aceite para utilizar en la cara. Es nutritivo, purificador de la piel, demulcente y de naturaleza fría. Es bueno para el Vata y el Pitta.

Para las constituciones VATA: sésamo, almendras y coco.

Para las constituciones PITTA: girasol, jojoba, coco.

Para las constituciones KAPHA: girasol, almendras.

Preparados para tener en cuenta:

Pasta de Sándalo: si podemos conseguir polvo de sándalo (Chandana churnam), podemos realizar una mezcla de agua de rosas o agua de melisa + polvo de sándalo. Colocar unos 30 ml del agua e ir agregando el polvo hasta crear una consistencia similar al barro. El preparado deberá aplicarse especialmente en la cabeza, cara, pies y ombligo a fin de bajar la temperatura del cuerpo. Si se tuvo una exposición prolongada al sol, aplicar en todo el cuerpo. Dejar que se seque y retirar friccionando con una toalla seca. Olear el cuerpo con un aceite indicado.

Aromas: a fin de reducir la temperatura y brindar al cuerpo de una correcta nutrición para el verano, se puede realizar una mezcla de aromaterapia (sólo después de exponerse al sol y no antes), en las siguientes medidas:

VATA. En 30 ml de aceite vegetal: 1 gota de geranio + 2 gotas de lavanda + (1 gota de nardo o 1 gota de ylang-ylang).

PITTA. En 30 ml de aceite vegetal: 1 gota de nardo índico + 2 gotas de sándalo + (1 gota de vetiver o 1 gota de Ylang-Ylang).

KAPHA. En 30 ml de aceite esencial: 1 gota de cardamomo + 1 gota de incienso +(2 gotas de manzanilla o 1 gota de rosa)

Brahmi Thailam: un aceite ayurvédico compuesto de Brahmi + aceite de coco o girasol. Un preparado tradicional ayurvédico para equilibrar el dosha pitta y vata. Se puede aplicar puro en la cabeza y en los pies, realizando un suave masaje. Es muy refrigerante y es un excelente tónico nervino.

A disfrutar de una buena estación pitta, colmada de alegría, color, juego y pasión por la vida. Con mis mejores deseos,