28 de febrero de 2014

Agua y Tierra



La relación que estableció el Ayurveda desde sus orígenes con el reino vegetal es profunda y muy especial, las plantas tienen un “poder” que no lo tiene ningún otro ser vivo, son capaces de transformar la materia inorgánica en vida, a través de su “agni”, la fotosíntesis. 

Observa tu cuerpo, tiene una forma adaptada al medio en el que vives, tiene una memoria, legado de tus ancestros. Ocupa un espacio y un tiempo. Como un gran tejido, o una hermosa melodía, millones de células intercambian información entre lo ajeno y lo propio, desarrollando una inteligencia  biológica. Tu cuerpo es expresión viva, es naturaleza en acción. Tu cuerpo esta animado y se desarrolla como todo ser vivo. Entre tu cuerpo y un árbol no existen grandes diferencias. Es una cuestión de formas. 


-Esam Bhutanam prthivi rasa, prthivya apo raso-pam osadhayo rasa, osadhinam puruso rasah-
“La esencia de toda existencia es la Tierra. La esencia de la Tierra es el Agua. La esencia del Agua pertenece a las plantas. La esencia de las plantas es la existencia humana”. 

Chandogya Upanishad 1.4.2